La compactera

Río abajo Marcelo Gutfraind. Un simple cuento de una noche sin sueño, Río abajo, Cut and paste, El mago, En camino, Sin palabras, Carasca, Entre dioses y gigantes, Reguy (BAU Records). .El guitarrista Marcelo Gutfraind es un compositor prolijo e intérprete convincente. Este segundo disco es una muestra de equilibrio que se percibe tanto en la línea conceptual del mensaje como en la sonoridad del grupo. El músico tiene una fuerte inclinación por las melodías a las que logra darles una vida rica en sutilezas. El grupo tiene un sonido elegante, cuidado y en el que se luce el saxo de Rodrigo Domínguez, que parece encontrar un vocabulario adecuado para cada propuesta. El trabajo de Oscar Giunta en los tambores es como siempre sólido, creativo y, como tal, variado. En cuanto a Carmona, su riqueza de lenguaje lo ubica como uno de los jóvenes más talentosos del jazz en la Argentina. La música de Gutfraind tiene un inocultable aire introspectivo; una suerte de buceo musical en sus emociones que suenan en este trabajo con un dejo de nostalgia.

César Pradines.

Río Abajo

prensa1

No abundan solistas de guitarra en la escena jazzistica nacional, por ello representa una gran alegría comentarles la edición de Río abajo, el flamante material de Marcelo Gutfraind. En comparación con algunos a otros violeros del jazz Argentino, como Valentino (suerte de clon criollo de Wes Montgomery), Luis Salinas (volcado a fusión latina), Ernesto Dmitruk o Fernando Tarres (de amplia visión y ciertamente climáticos) Gutfraind se perfila con un discurso mas puramente jazzero. Con ese ideal como bandera y al frente de un trío contrabajo-batería-saxofón, Marcelo presenta una música de plataforma sólida y alto vuelo armónico. Las voces cantantes pasan por los saxos y la guitarra, dejando para la base un movimiento suelto y aceitado, siempre dinámico, nunca Standard.


Aunque el trío puede intimidar desde su cauce incontenible e invadirlo todo desde su inundación, Gutfraind se convierte en cómodo navegante y en una embarcación que es puro Swing llegara a buen puerto. La música fluye como la corriente y transmite visiones que llegan desde el agua misma, no desde la ribera. Si algo en Río abajo es compromiso.

Editado por el notable sello BAU Records casi en simultaneo con discos parientes de riesgo como Juego de niñas, de los chilenos Andy Baeza y Daniel Navarrete y La espuma de los días, del pianista Esteban Sehinkam, el de Gutfraind se proyecta como uno de los discos del año.


Para la grabación de CD, concretada en un solo día (4 de Mayo del 2003) en Estudios Sound Rec de Cap. Fed., el guitarrista recurrió al sólido Jerónimo Carmona en contrabajo, el joven maravilla Rodrigo Domínguez en saxos soprano y tenor y el siempre sorprendente Oscar Giunta en batería, quien ya se a destacado como integrante del Iaies Trío y el Herrera Quinteto, entre otros, demostrando una versatilidad admirable.


Es complicado establecer influencias para un artista de la personalidad de Gutfraind, pero se le puede comparar con una especie de Bill Frisell sin electrónica y mas concreto y algunos fraseos similares a los de Scofield y Metheny en I can see your house from here, su mayúscula obra conjunta.


Entre lo mejor del disco: Un simple cuento de una noche sin sueño, Río abajo, Cut and paste (con un solo de batería a cargo de Giunta – que recuerda a Bill Stewart que deja boquiabierto al oyente), Sin palabras (incluye un gran solo de Carmona desde el contrabajo), Carasca (dinámico y paisajístico) y reguy (una delicada miniatura fusionada con reggae).


Dentro del librillo se incluye una cita de Juddi Krishnamurt que habla de un río furioso que es, a la vez, sagrado y hermoso. Casi como este viaje Marcelo Gutfraind invita a compartir.

Disco: Río Abajo // Interprete : Marcelo Gutfraind // Sello Editor: Bau Records // Por Carlos Marcelo Rodriguez

Gutfraind, El bopper de lo abstracto

prensa2

Es uno de los guitarristas de la activa escena jazzística porteña con una propuesta que reúne la esencia del bebop con planos melódicos abstractos. Marcelo Gutfraind se presentará esta noche, a las 22.30, con Julián Montauti en contrabajo y Carto Brandán en batería, en Perro Andaluz, Defensa 1072.


Gutfraind señala que la música que llevará al escenario del club de San Telmo es de mucha libertad interpretativa. "Es una propuesta que refleja la culminación de una idea que desarrollamos en trío, aunque en realidad el combo es con Jerónimo Carmona que, lamentablemente, no puede tocar con nosotros esta noche", comenta el guitarrista que espera entrar a grabar esta propuesta hacia fines de este año.


Músico de gran técnica, tiene un estilo agresivo, con evidentes raíces bop. Expresivo, su manera de interpretar concilia ciertas formas armónicas presentes en la guitarra de John Abercrombie con un lirismo propio de Bill Evans.


"Aunque escucho mucho a saxofonistas y trompetistas que, al fin de cuentas, terminan influyendo en alguna medida en mi forma de tocar, siento que hay un trasfondo evansiano que no puedo evitar", dice el músico que presentará hoy temas frescos de su producción.


Tras sus dos discos, "Experiencias de ida y vuelta" y "Río abajo", comenzó a trabajar en trío con la sección rítmica más interesante del jazz argentino, el tándem Carmona-Brandán con quienes desarrolló una relación intensa. "Se conocen tanto que me asombran. Tienen tanta libertad que, en ocasiones, parecen jugar conmigo a las adivinanzas. No conozco otra sección rítmica que lleve adelante un plan tan interesante", agrega Gutfraind. El guitarrista integra dos cuartetos, uno con Rodrigo Domínguez, Jerónimo Carmona y Oscar Giunta y el otro con Paula Shocrón, Montauti yCarto Brandán. También forma parte del grupo de la cantante Eleonora Eubel. "Me gusta participar de grupos que hagan música original pues es allí donde cada uno puede encontrarse a sí mismo", concluye.


César Pradines

Encuentro cercano en el jazz - La Nación

prensa3

Presentación de "Percepciones"

Nuestra opinión: muy bueno


Una de las más interesantes conjunciones entre composición e interpretación del jazz actual está encarnada por este cuarteto que lideran el guitarrista Marcelo Gutfraind y la pianista Paula Shocrón. La propuesta está basada sobre material escrito por ambos, en el que no sólo se puede advertir una fuerte conexión conceptual si no también una dirección que han logrado reunir en un mismo proyecto.


Tanto la pianista como el guitarrista desarrollaron su propia personalidad artística que hoy se funde en este trabajo, "Percepciones", con una forma estilística abierta, menos elíptica en el caso de la Shocrón y más expresiva, en el de Gutfraind. Es decir, un interesante acercamiento de estos artistas cuya música progresó hacia un concepto de mayor contundencia melódica y más sólido en lo que hace al aspecto rítmico.


En su presentación, el grupo mostró una vitalidad rítmica admirable, llevado en este caso por el contrabajista Julián Montauti, de sonido espeso y con una tendencia a trabajar sobre los esquemas de base. Brandán, desde los tambores, generó una suerte de segunda atmósfera que enriqueció la propuesta aunque, también es cierto, se mantuvo cerca de la esencia rítmica de cada pieza. Tanto Shocrón como Gutfraind mostraron una infrecuente atención por los detalles que dio como resultado una destacada labor grupal con la cual lograron que la propuesta no tuviese altibajos.


Comenzaron con "Seven Down", un tema de Gutfraind, que parece una de las mejores composiciones para que el grupo obtenga un sonido intenso y una serie de improvisaciones como enhebradas en un criterio rítmico de naturaleza muy expresiva. En este primera composición se lució Shocrón, con un solo que mostró una forma de conducir la melodía hacia espacios abiertos sin que por ello pierda fuerza su mensaje.


Con "Bronce", de Shocrón, sucede que el tema parece estar hecho a la medida del estilo del saxofonista Pablo Puntoriero. Mientras la introducción nos fue llevando hacia un blues bastante clásico y el "clima azul" parecía flotar sobre el club, el tenor surgió con un rugido áspero como si saliese al cruce del ritmo en una interminable diagonal que quebró primero la atmósfera y luego la condujo hacia un apasionamiento melódico.


Romántica sin dulzura, esta propuesta tuvo en "Lejanías", otra composición de Shocrón, una curiosidad pues la intro, que es un aire similar al de "Vidala tengo una copla" es del tema "La jungla", (que también está en "Percepciones") y que la pianista ya había grabado en 2003 con el grupo rosarino La Revancha. Lo concreto es que adaptaron una introducción y la coda de un tema al otro con excelentes resultados. Aquí los mensajes tuvieron menos espacio para contar vivencias emocionales y sí para desarrollar un trabajo de complejidad armónica interesante por la yuxtaposición de abstracción/melodismo que tuvo esta pieza.


"Caleidoscopio" propuso una mirada introspectiva que quien mejor la expresó fue Gutfraind. Un guitarrista que convirtió su estilo, algo telegráfico en el pasado, a una forma donde hay concreta expresividad. Se fueron con "Perros y gatos", del guitarrista, en el que la noción que planea sobre la estructura del tema es la del choque, visto como pequeños enfrentamientos en los mensajes. Un cuarteto en pleno ascenso con un vocabulario muy desarrollado e ideas propias.


Cesar Pradines

Discos | el mejor jazz argentino - Espíritu de cuerpo

Página 12


Paula Shocron es una de las grandes figuras del piano en el panorama del jazz actual y, como ya lo había demostrado en su anterior disco, donde tocaba sola, tiene una voz propia e identificable, tanto como instrumentista como en el papel de compositora, situada en la posible intersección entre Thelonious Monk y el Cuchi Leguizamón. Y Marcelo Gutfraind es un guitarrista que, a una muy buena técnica, suma un estilo sumamente personal, en el que se destaca su manera de frasear y de concebir frases angulares y potentes. En Percepciones, recién publicado por el sello independiente rosarino BlueArt, ambos músicos muestran una apuesta en la que sus virtudes solistas se convierten en méritos colectivos. El cuarteto que ambos lideran, donde el contrabajo de Julián Montauti y la batería de Carto Brandán resultan piezas fundamentales, se enriquece, en los temas “Bronce” y “Caleidoscopio” con el saxo de Pablo Puntoriero. Se destacan, además, “Vuelve viento”, “Lejanías” y “La jungla”.

Diego Físherman

Código Jazz - Percepciones que se hacen sentir

Paula Shocron es una de las grandes figuras del piano en el panorama del jazz actual y, como ya lo había demostrado en su anterior disco, donde tocaba sola, tiene una voz propia e identificable, tanto como instrumentista como en el papel de compositora, situada en la posible intersección entre Thelonious Monk y el Cuchi Leguizamón. Y Marcelo Gutfraind es un guitarrista que, a una muy buena técnica, suma un estilo sumamente personal, en el que se destaca su manera de frasear y de concebir frases angulares y potentes. En Percepciones, recién publicado por el sello independiente rosarino BlueArt, ambos músicos muestran una apuesta en la que sus virtudes solistas se convierten en méritos colectivos. El cuarteto que ambos lideran, donde el contrabajo de Julián Montauti y la batería de Carto Brandán resultan piezas fundamentales, se enriquece, en los temas “Bronce” y “Caleidoscopio” con el saxo de Pablo Puntoriero. Se destacan, además, “Vuelve viento”, “Lejanías” y “La jungla”.


RESEÑA EN REVISTA ACCION


Notable nivel de calidad

"Si fuera cierto que existe cada vez con más fuerza un "jazz argentino" , con rasgos propios, el grupo de la pianista Paula Shocron y el guitarrista Marcelo Gutfraind muestra el notable nivel de calidad musical que ha alcanzado, y si se pone en duda el adjetivo "argentino", basta prestar atención a ciertos inconfundibles ritmos y acentos, por ejemplo en Lejanías y Señales de humo".


PUBLICADA EN REVISTA ACCION. EN DEFENSA DEL COOPERATIVISMO Y DEL PAIS. PRIMERA QUINCENA DE ABRIL 2007. AÑO 42. NUMERO 97